martes, 15 de septiembre de 2009

Silencio

El silencio esperado se deja escuchar en el momento menos pensado, cuando puedo captar los más variados sonidos. Pero he allí algo diferente, un ciclo diferente de combinaciones extrañas en los sonidos que ya no se corresponden con palabras. Y justamente porque no hay correspondencia, salvo en alguno de mis pensamientos, es por lo que escucho el silencio. Que intrigante es el silencio cuando se puede escuchar mucho más de lo que uno supone…
Y será ese silencio entre palabra y palabra lo que le da un sentido a lo que queremos decir? Quizá cuando uno quiere escribir algo importante nota lo fundamental que es eso, el ir dejando espacios entre las ideas que se nos van ocurriendo para luego redactar. Bueno sería tener esos silencios a la hora de querer decir algo significativo…

2 comentarios:

Feli dijo...

Silencio....

Cómo solemos escaparle al silencio, música, bullicio,... ¿No? Porque en ese silencio, como bien planteas vos, " se puede escuchar mucho más de lo que uno supone" y no siempre hay voluntad para hacerse cargo de eso que nos dice, que viene desde lo más profundo de nuestro ser…

Silencio…

A veces parecería que la gente no quiere dejar espacios vacios, no sé si por miedo a que el interlocutor los deje de escuchar, o porque no se animan a pensar lo que están diciendo y terminan haciendo monólogos extenso sin darle el énfasis necesario que puede otorgar un silencio en el momento adecuado…

Muy lindo Marco!!!

Besos.
Fely

un ser común. dijo...

"Cuidate de los que sólo ven desorden en el ruido y paz en el silencio", Otto von Bismark.