lunes, 17 de agosto de 2009

Ritmo

El ritmo es intenso, casi no puedo escapar. Satisfacción inmediata… No puedo leer, no puedo escribir y el ritmo sigue hasta que casi no puedo pensar. Cómo puedo aprender a dejar este ritmo que me aleja de lo que tanto anhelo. Me pregunto si existirá algo con lo cual pueda estar a gusto.
Por otro lado la seguridad de obtener una satisfacción garantizada, esa frase tan esperanzadora de hoy en día, me confunde.
Será que el ritmo tendrá que ver no tanto con la satisfacción sino con el pensar? Mejor no pensar tanto si es así…

2 comentarios:

Facundo dijo...

Ánimo amigo! Hay que moverse un poco a ritmos que no nos gustan de vez en cuando. A medida que los dominamos, vamos pudiendo encontrar la forma de hacer pausas, silencios, movimientos y arreglos que lo hagan nuestro.
Saludos!! Y acordate de mandarme lo que me prometiste!!

FACU

Feli dijo...

"Ritmo"

"El ritmo sigue hasta que casi no puedo pensar."
"Será que el ritmo tendrá que ver no tanto con la satisfacción sino con el pensar?"
"Mejor no pensar tanto si es asi..."

Rescato esas tres frases... gran contradicción y paradoja no? propia del ritmo. Nos moviliza hacia... pero nos frena para...

Satisfacción:
inmedita - garantizada

Muy lindo! Conciso pero contundente jeje

espero sus proximas publicaciones...

besos